SOBRE LA TERAPIA DE POLARIDAD

Cuando la Vida y el Amor se convierten en nuestro interés sublime, ya no precisamos de ningún yo personal para brillar. Dr. Randolph Stone.

La Terapia de Polaridad está vinculada la figura del Dr. Stone.

Terapia de polaridadNació en Austria  en 1890. Posteriormente emigró a Estados Unidos. Allí obtuvo la diplomatura en varias ramas terapéuticas.  Se expresó tanto en el campo educativo como en el terapéutico.

En su práctica profesional observó cómo los pacientes mejoraban pero después de un tiempo esos mismos pacientes regresaban a su consulta con los mismos problemas. Eso le llevo a buscar la conexión que hacía que los mismos síntomas aparecieran de forma periódica y recurrente, llegando a la conclusión que esa conexión residía en qué es y cómo actúa la energía en el ser humano.

Además de su éxito profesional, siempre tuvo grandes inquietudes como la búsqueda interior y la comprensión de los Misterios de la Vida.

Esta búsqueda e interés junto a una gran comprensión de la verdadera naturaleza del ser humano le condujo al descubrimiento y aplicación del Principio de Polaridad en el que todas las cosas manifestadas tienen dos polos, uno positivo y otro negativo; un par de opuestos y un neutro.

La Terapia de Polaridad trabaja desde este enfoque, asumiendo que la energía de polo positivo es todo lo que representa expansión y actividad en el Universo, del mismo modo, la energía de polo negativo representa la contracción y la inercia,  el equilibrio y el espacio integrador está en el neutro.

¿QUÉ ES LA TERAPIA DE POLARIDAD?

La Terapia de Polaridad tiene varios campos de actuación que abarcan la dieta, el yoga, el trabajo psicológico y el corporal.  Nos encontramos con una terapia integral  y con un trabajo corporal muy potente que permite el acceso a la energía de las personas desde un lado sutil y profundo.

Las técnicas de Terapia de Polaridad trabajan las contracturas y bloqueos musculares que de manera sutil,  permiten un rápido contacto con la base de nuestra energía corporal, donde se fundamentan nuestros procesos instintivos, emocionales y cognitivos, llevando a un nivel muy profundo y poco conocido de silencio interior.

Es una terapia que equilibra energéticamente a las personas sin necesidad de explicar los conflictos emocionales o situaciones que le han llevado a ese punto.

La Terapia de polaridad, unido a la Terapia craneosacral, más el masaje terapéutico, son muy eficaces en la visión corporal del tratamiento, sus desordenes, conflictos emocionales, además de las somatizaciones y dolencias corporales. Estas técnicas permiten a la persona escucharse, sentirse y vivir con más consciencia de sí misma.